dijous, 24 d’octubre de 2013

¿Qué hace una molécula como tú en un sitio como este?

Los ganadores del premio Nobel de Medecina, 2013

Durante la mañana del lunes, en la que los médicos más destacados de sus campos no se despegaron de sus teléfonos, con la esperanza de recibir la llamada que les informaría de haber ganado el premio Nobel, el teléfono no sonó en las casas en las que se esperaba que lo haría. Los afortunados fueron los doctores americanos Sheckman y Rothman, y el germano Südhof, por su descubrimiento del funcionamiento del tráfico vesicular. Merecedores del premio, sin duda, pero no salían ni en las apuestas. 
Y es que los médicos también hacen porras con los premiados de los Nobel, así como los cineastas con los Oscar. La responsable de estas especulaciones es la web Citation Laureates, que documenta las referencias a los textos académicos de cada experto para establecer cuál tiene más probabilidades de ganar. Mucho más elegante, qué duda cabe, que una quiniela pero, al menos en este caso, igual de efectivo.

Según la web, los candidatos más propicios a llevarse el Nobel a casa eran, por ejemplo, responsables de avances con el ADN o en la terapia contra el cáncer. Estos temas eran, por lo menos, más mediáticos que el de los premiados que, fácilmente se podría explicar en una analogía con una red de transporte público, pero a nivel molecular.

Las células, como estaciones de autobuses, producen una serie de moléculas que deben llegar hasta otros destinos mediante vesículas, que actúan como vagones de metro. Pero, ¿cómo consiguen que lleguen al lugar, en el momento en el que tienen que estar?.

Esto puede parecer trivial y sin importancia, porque si en nuestro sistema de transporte público el autobús se retrasa, la ciudad no se paraliza. Pero si una molécula, pongamos de insulina, no llega a tiempo o al lugar adecuado, el resultado puede ser la diabetes.


Acostumbrados a tener Nobel's de medicina que prometían avances en tratamiento o prevención, este 2013 tenemos unos Nobel que nos explican qué nos separa, a nivel molecular, de necesitar ese tratamiento o prevención. En otras palabras, el premio se lo ha llevado el equipo que se ha hecho una pregunta tan simple y tan importante al mismo tiempo como '¿qué hace ahora mismo una molécula como tú en un sitio como este?'.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada