dissabte, 3 de març de 2012

Los Oscars las prefieren rubias

Este perfil, que quede claro, no está para nada basado en la realidad. Más bien, está inspirado en un mundo paralelo en que Michelle Williams hubiera ganado el Oscar a mejor actriz en 2012...
Me gustó tanto su actuación en Mi semana con Marilyn que me propuse crear el perfil que se publicaría si se diera el caso de que ella fuera la galardonada...pero no fue así.
El premio (muy merecido) se lo llevó Meryl Streep por una magnífica actuación en La dama de hierro.
Así pues, que nadie piense que he metido la pata o, por otra parte, que ningún lector se crea que Michelle Williams ganó el Oscar...
Pero estoy segura que, aunque no este año, en algún momento de la carrera cinematográfica de esta actriz, este perfil podrá ser publicado sin riesgo a equivocación :D
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
PERFIL: Michelle Williams, Oscar a la mejor actriz
"La muerte ha cambiado mi forma de ver el mundo", esta fue la primera declaración de la actriz estadounidense sobre la muerte en 2009 del que fue su marido y padre de su hija, Heath Ledger. La defunción del actor, al que conoció rodando la aclamada película Brokeback mountain, hizo que la intérprete llegara a desaparecer de escena durante casi dos años para poder recuperarse del golpe.
Michelle Williams volvió a Hollywood en muy buena forma; tanto, que el segundo film que protagonizó pasado este receso ante las cámaras -Blue Valentine- la hizo candidata a numerosos premios. La actriz aseguró que el rodaje le había hecho "enfocar la vida desde un prisma distinto" y volvió a hacerse un hueco entre las grandes del séptimo arte con la película Mi semana con Marilyn, en que da vida a la tentación rubia.
Y, como se suele decir, a la tercera va la vencida. En dos ocasiones Williams fue nominada a una estatuilla, pero no ha sido hasta este retrato de la mítica Marilyn Monroe que ha conseguido lucir un Oscar en la alfombra roja. La actriz norteamericana fue galardonada como mejor actriz protagonista en esta clásica noche en que el cine, el glamour y los flashes son las estrellas habituales.
Este premio a las espaldas de Michelle Williams parece indicar que su carrera, una vez superado el bache personal, va a ir en progresión a partir de ahora. Con sólo 31 años, ha interpretado una gran variedad de papeles, ha estado bajo las órdenes de grandes directores y ha compartido plano con célebres actores como Hugh Jackman, Ewan McGregor o Leonardo di Caprio. 
La evolución en la vida escénica de la actriz la ha llevado de interpretar a Jennifer Lindley en la serie televisiva Dawson's creek a meterse en "ese hermoso y sexy vestido, con el pelo rubio, igual que Marilyn"; tal y como lo cuenta Kenneth Branagh, su compañero de rodaje. Así pues, al mirar a Michelle Williams se demuestra que no sólo los caballeros las prefieren rubias, los Oscars también. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada