dilluns, 20 de febrer de 2012

El Barça vuelve a casa con tres aspirinas en el bolsillo

Merecida victoria blaugrana contra el Leverkusen, que les coloca con un pie en cuartos



El Barcelona vuelve a casa con una victoria holgada en el BayArena del Leverkusen reafirmando su condición de campeón europeo. El equipo de la Bayer le proporcionó a los de Guardiola la aspirina que necesitaban para recuperar la autoestima y curarse de los baches que han dificultado el camino hacia el título de Liga. Debido a la reciente derrota en el Reyno de Navarra, donde se vio el peor juego mostrado por el Barça en mucho tiempo, a los azulgrana les hacía falta un partido así para acallar los rumores sobre el famoso fin de ciclo.
Con unas temperaturas muy parecidas a las del pasado sábado en Pamplona, el campo del Leverkusen lucía un aspecto completamente distinto. La lluvia que regaba el cuidado césped alemán también ayudó a que el que el esférico bailase al son del ritmo barcelonista sin preocuparse de las irregularidades del terreno.
La ausencia de jugadores clave en el campo ha sido un handicap para ambos equipos. Las lesiones de Ballack y Samb en el bando germano los han obligado a presentar un juego aún más defensivo de lo normal; por parte de los catalanes, la falta de Xavi y Piqué en la medular del campo restó fluidez a la circulación del balón.
La primera parte del encuentro se caracterizó por un Barça mucho más concentrado y sincronizado que en los últimos partidos. Un Leverkusen muy cerrado en su campo permitió al Barcelona una acaparadora posesión - que en más de una ocasión superó el 70% - y les brindó numerosas ocasiones de gol debido a claros errores defensivos. Así llegó el primer tanto del partido, nacido de las botas de Messi, regalando un pase al hueco a Alexis que, después de una carrera en solitario, batió a Leno con un chute raso a escasos cinco minutos del final de la primera mitad.
Un juego impreciso y caótico se impuso en los primeros minutos de la segunda parte, beneficiando el juego de los de Dutt. Los germanos ganaron terreno hasta la línea de fondo aprovechando algunos despistes por parte de la zaga del Barça. Gracias a un centro llegado de la derecha en el minuto 52, el balón llegó a la izquierda, donde Kadlec saltó y remató de cabeza para superar a Valdés.
El empate fue el toque de atención para que el conjunto azulgrana volviera a centrarse y tres minutos más tarde, volver a ponerse por delante en el marcador de nuevo por obra de Alexis. La jugada nació otra vez en el medio campo, esta vez con asistencia de Fábregas a los pies del chileno, que culminó con un mano a mano con el guardameta.

A partir de este momento, el Leverkusen retrocedió de nuevo a su campo y le entregó el control y la posesión del cuero al Barcelona. Los alemanes quisieron evitar de todas las maneras posibles un nuevo gol endureciendo la defensa. El árbitro penalizó esta agresividad con dos cartulinas amarillas a Corluka y a Gonzalo Castro.
A diez minutos del final, el Leverkusen se lo jugó todo a una sola mano para intentar lograr el empate. Abrió sus líneas y salió de su madriguera para llegar a la portería azulgrana. Pero fueron los de Guardiola los que sentenciaron el encuentro con el último gol. En un contraataque después de un intento fallido de los alemanes, Messi abre a la banda para Alves, que en vez de rematar optó por devolver el balón al argentino. El 10 del Barça remata a placer sellando así el marcador con el 1 a 3 definitivo.
Estos tres goles han sido como tres aspirinas para recuperar el buen juego del Barcelona que ha enamorado a Europa en esta velada de San Valentín y vuelve a casa con la eliminatoria a cuartos prácticamente sentenciada.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada